Nueva legislación europea de protección de datos. Europa más estricta

legislación europea de protección de datos

El 2016 trae novedades en relación con la protección de datos de los ciudadanos comunitarios y, después de mucho tiempo en la carpeta de “pendientes”, se perfila la nueva legislación europea de protección de datos que los usuarios de internet llevaban varios años solicitando.

La legislación europea de protección de datos vigente en la actualidad databa de los años 90 y, desde entonces, muchas cosas habían cambiado en lo referente al uso de internet, entre otras cosas, el uso masivo de la red por parte de los ciudadanos europeos que, sin embargo, no veían respuesta en las leyes en caso de vulneración de su derecho a la privacidad o de su derecho al honor. Ahora la Comisión Europea plantea una serie de medidas nuevas y que vienen a acabar con el problema sobre la protección de datos de los europeos en internet, ofreciendo mejoras en la protección de su privacidad.

¿Cuáles son las medidas que incluye la nueva legislación europea de protección de datos?

Multas a la falta de privacidad en la custodia de datos personales

Hasta el 4% del ingreso de las empresas que no respeten las normas de protección de datos. La medida acerca de la custodia de datos personales inicia indicando la sanción a la que se enfrentarán las empresas que no custodien de forma adecuada los datos personales y, aunque un 4% no parece mucho, tratándose de grandes empresas, estas cifras pueden ser millonarias.

Un derecho al olvido más amplio

El derecho al olvido en Google era una de las medidas estrella en materia de protección del honor de los usuarios de internet, sin embargo, quienes ejercían este derecho tenían que enfrentarse a la decisión de los buscadores que eran, después de todo, quienes decían qué datos se borraban y cuáles no. La nueva legislación europea de protección de datos clarifica que todo el mundo puede pedir que se borren sus datos “siempre que no haya bases legítimas para retenerlos”.

Redes sociales, un listón de edad

La protección de datos personales se convierte en una cuestión de peso cuando en ella están involucrados los menos de edad, sin embargo, hasta ahora eran las redes sociales las que decidían la edad mínima de acceso.  A partir de ahora la edad mínima se establece entre los 13 y los 16 años, y los menores de la edad establecida solo podrán acceder a las redes sociales mediante una autorización paterna.

Cada país tendrá un plazo de dos años para decidir cuál será la edad mínima de acceso libre de menores a las redes sociales en un arco que va desde los 13 hasta los 16 años.

La figura del “Gestor de ficheros de datos” en la empresa 

Hasta ahora era obligatoria la gestión de datos mediante un fichero de datos personales y, del mismo modo, era obligatoria la comunicación de la pertenencia de este tipo de ficheros a las autoridades competentes, pero, a partir de ahora, las empresas que tengan ficheros de datos personales están obligadas a nombrar a una persona como responsable de estos ficheros, del uso del mismo, de los datos que en el están contenidos y de las posibles filtraciones que se produjeran.

Así mismo, para las empresas se establece la obligatoriedad de comunicar a las autoridades nacionales competentes cualquier filtración o problema con la privacidad de los datos personales gestionados tan pronto como se conozca la vulneración.

El usuario decide quién gestiona sus datos personales.

A partir de ahora será potestad del usuario decidir qué empresa gestiona sus listas de contactos. hasta ahora, Google acumulaba la lista de contactos de sus usuarios, pero la nueva legislación europea de protección de datos da completa libertad a cada usuario para decidir qué empresa gestiona sus datos, pudiendo traspasar estos a otras compañías diferentes de Google y que ofrezcan un servicio similar.

¿Será este el fin de la legislación  a posteriori y de los “parches” legislativos?

Es cierto que en los últimos años se habían puesto algunos parches que venían a dar una respuesta a posteriori a problemas concretos de protección de datos y de privacidad – el Derecho al Olvido es el mejor ejemplo de este tipo de medidas complementarias -, sin embargo, las medidas eran más un remiendo a una situación de vulnerabilidad real para usuarios que habían visto su privacidad o sus datos personales afectados, que una auténtica medida de protección para evitar que futuros usuarios navegaran con ciertas garantías de seguridad. Además, el usuario se encontraba con varias trabas cuando sus derechos estaban siendo vulnerados.

Ha hecho falta una situación tan trágica como los atentados de París pero, por fin, la Unión Europea ha sacado del armario en el que estaban paralizadas las medidas para la protección de datos en Europa. El resultado, una nueva legislación europea de protección de datos que da una respuesta clara a algunas de las demandas que los usuarios de internet llevaban solicitando desde hace años.

Habrá que esperar para saber en qué se queda finalmente la nueva legislación europea de protección de datos de los usuarios de internet que, en la actualidad, está pendiente de aprobación. Pero todo apunta a que dentro de poco tiempo habrá una nueva legislación europea de protección de datos que responderá de forma adecuada al uso de internet en el s. XXI y que protegerá realmente a los usuarios, que podrán reclamar en caso de que se vulneren sus derechos.

Deja tu comentario

Tu email no será publicado.


*